Nacionales

Hacemos un llamado a que el odio no se apropie del alma cubana, que es de bondad (+Videos)

Díaz-Canel hizo un llamado a seguir potenciando la vocación humanista de la Revolución y concretarla en hechos...

«¡Vamos a ponerle corazón a la obra común!» (+Video)

Cuba es de todos los cubanos que, estén donde estén, trabajan por verla avanzar con sus propias piernas y sus propios brazos hacia un destino de prosperidad posible...

Frente a la COVID-19: cada minuto más responsables

Ante la persistencia de la compleja situación frente a la COVID-19 en el país, hay que continuar extremando las medidas higiénico-sanitarias, la disciplina social e individual y los protocolos sanitarios...


Internacionales

ONU advierte sobre peligrosidad de variante Delta: hospitalizaciones en Europa y rápida transmisión en África (+ Video)

La variante Delta está impulsando una agresiva tercera ola de COVID-19 en África, con los casos aumentando más rápido que en todos los picos anteriores...

El bloqueo es el mayor daño humanitario que sufre Cuba (+Video)

En artículos y denuncias del año pasado, constan los intentos cercenados por EE. UU. a personas, movimientos y organizaciones solidarias que debieron innovar para hacer llegar su solidaridad a la Isla...

Alerta la Cepal de insuficiente crecimiento económico para hacer frente a la pandemia en América

El impacto social de la crisis sanitaria y los problemas estructurales de la región se agudizaron y se prolongarán...



18 febrero 2020

La Santa Bárbara, un parque que quiere ser monumento local. (+Fotos, Audio, Video)

Acercamiento al parque La Santa Bárbara, construcción, cuya religiosidad trasciende en el tiempo y en la memoria de quienes le vieron nacer.


La historia del Parque La Santa Bárbara, se remonta al siglo XX. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)

El señor Borrell posando junto a la imagen de La Santa Bárbara (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Imagen original de la virgen de Santa Bárbara, la que compró el señor Borrell (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Oficialización de la misa que dejó inaugurado el parque Santa Bárbara. (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Inauguración del parque La Santa Bárbara (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Pobladores posando junto a la glorieta del parque La Santa Bárbara. (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Jóvenes manicaraguenses posando junto a la glorieta del parque La Santa Bárbara. (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Miembros del Patronato de Santa Bárbara. (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Banco actual del parque La Santa Bárbara con la inscripción de uno de sus patrocinadores. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)

Estado actual del Parque La Santa Bárbara. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)

Estado actual del Parque La Santa Bárbara. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)

Estado actual del Parque La Santa Bárbara. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)


Pero no hay culturas pequeñas, eso no existe. Hay países pequeños, porque hay territorios pequeños que no son inmensos o demografías que no son gigantescas, pero no hay culturas pequeñas, todas las culturas son universales por definición y tienen un proyecto de universalidad. Y nadie se puede resignar a ver desaparecer la cultura nacional. 


El parque La Santa Bárbara, a la espera de aquellos bancos que se llevó el tiempo, recibe al visitante a la entrada del municipio de Manicaragua. Quienes lo conocen bien, saben que después de 65 años, ya no es el mismo, pero aún tiene la suerte de resurgir en cada una de las historias y recuerdos que atesoran diferentes generaciones de familias manicaragüenses.


 Vista áerea  del parque
Su historia se remonta antes del 4 de diciembre del año 1955 cuando quedó inaugurado en la calle Juan Bruno Zayas (norte) esquina a Manuel Fajardo, dentro del perímetro que abarca el Centro Histórico del poblado de Manicaragua.





            
                                               
Así lo recuerda Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez: «Desde su inauguración, el lugar pasó a ser un punto de referencia en todo el pueblo, quienes además de ir a venerar a la imagen de La Santa Bárbara, iban a descansar, meditar, dejar contribuciones monetarias, las que eran utilizadas en el mantenimiento del parque». 

Neida, es una manicaragüense testigo del surgimiento de lo que fue, uno de los lugares más pintorescos de Manicaragua, «había hasta quien gustaba de hacerse fotos al pie de la santa, las que hacían Valenti u otro de los fotógrafos locales».

LA PROMESA… 

En la década de 1940, un día, el esposo de Neida, Antonio Montaña Fontes (Chicho)¹, mostró interés en situar una imagen de la Santa Bárbara en un lugar donde pudiera ser venerada. La acción pretendía, según ella, cumplir con una petición del señor Borrell², quien buscaba, a toda costa, la sanación de su hija, sin secuelas, después de haber sobrevivido a un accidente. 

«Poco tiempo pasó para que la propuesta de Borrell se concretase», relata Segundo Contreras³, pues la idea planteada por Chicho, ante los demás miembros del patronato; obtuvo la completa aprobación. 

Asegura que: «se buscaron varias vías para obtener el dinero que se necesitaba para la construcción del local donde aparecería la imagen de Santa Bárbara». Según Contreras, «muchos de los fieles aportaron dinero propio, se hicieron fiestas de beneficencias, aparecieron muchas donaciones y por último, los comerciantes o dueños de comercios en Manicaragua aportaron el resto que faltaba para comenzar a construir el lugar donde se situaría la deseada imagen». 

Osmundo Pérez Carrazana (Mundo)⁴ cuenta que: «Inicialmente el parque se deseaba construir en una propiedad que pertenecía a un señor del pueblo llamado Perico Puentes, pero debido a que no contaba con el espacio deseado, se trasladó su construcción para el lugar que hoy ocupa, un terreno perteneciente a Juana María Azán, que tiempo después accedió a donar».

Durante la construcción del parque muchos fueron los comercios locales que apoyaron la tarea. Entre ellos figuraron La Peletería Oscar, El Café La Diana, Ferretería, Cantina-Bar y Tienda Mixta Medina, La Casa Galán, La Casa Azán y La Casa Hierro. Además, los miembros del llamado Club de Leones aportaron mucho dinero para la obra, quien desde sus inicios contó también con el apoyo de la Alcaldía y la Iglesia Católica. 

Sobre la imagen de la Santa que sería colocada en el parque, relata Neida que: «Cuando inició la construcción, el señor Borrell, viajó a La Habana y en una tienda de efectos religiosos, librería y juguetería llamada Al Bon Marché adquirió la imagen de la Santa Bárbara, la cual permaneció, hasta la conclusión del parque en casa de Oscar Martínez, dueño de una peletería del pueblo».

Imagen original de la Santa Bárbara (la que trajo el señor Borrell) y depositó en la casa de Oscar Martínez.  (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

Para el mes de noviembre de 1955 la construcción de la obra había terminado, pero no fue hasta el 4 de diciembre del propio año, que se puso la virgen. Desde ese día, el lugar se conoce como el parque La Santa Bárbara.

Oficialización de la misa que dejó inaugurado el parque Santa Bárbara.
(Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)

El PARQUE…

El sitio quedó constituido por una glorieta de granito rosado de techo redondo y plano, con cuatro columnas rectas como soportes terminadas en capitel. Al centro de la misma y sobre un pedestal cuadrado dentro de una urna de cristal, se encontraba la imagen de Santa Bárbara. En el entorno del parque, muy próximos a la base de la glorieta, seis bancos construidos del mismo material y en los cuales, fueron inscritos los nombres de los comercios y entidades que apoyaron la construcción. Encima del techo se ubicó una cruz confeccionada con los mismos materiales que la glorieta.

Parque La Santa Bárbara. Estado original de su construcción. (Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez)
Desde la inauguración, el parque constituyó sitio de veneración de pobladores. Después, cada 4 de diciembre en celebración al día de la Santa Bárbara, se le ponía un paño o cortina roja dentro de la urna en el cristal que estaba detrás de la santa, a su alrededor se colocaban flores, que embellecían aún más, el entorno.


Pobladores posando junto a la glorieta del parque La Santa Bárbara. Foto: Cortesía de Neida Crescencia Lorenzo Rodríguez.

LA SANTA…

Algunos años después del Triunfo de la Revolución Cubana y sin conocer la verdadera causa, ni el autor del hecho, la imagen de SANTA Bárbara fue retirada del parque, para nunca más ser devuelta. 

«El día que la imagen de la Santa Bárbara fue retirada del parque un hombre de apellido Batista, oriundo de Trinidad, vestido con ropa verde olivo, en estado de embriaguez y mandarria en mano, se dirigió al parque alegando que venía con el propósito de romper la imagen
»,refiere Neida...«Cuando aquel señor, estaba parado frente a la urna y se disponía a levantar la herramienta para romper la imagen, le dió una cosa y cayó abatido en el piso de la glorieta». 

Recuerda que al lugar acudieron varias personas en su ayuda y para cuando Chicho llegó, el hombre le dijo que tenía que retirar la imagen pues el traía la orden de romperla.

Estado de conservación de la Santa Bárbara en casa de Andrea
(Foto:Gullen Abreu)
Al amanecer del día siguiente, Luis Bermúdez González vecino del lugar, encontró la «santa» tirada en el suelo, fuera de la urna. La cargó sobre sus hombros para la casa de Chicho y allí permaneció largo tiempo hasta que por razones de salud, Chicho la entregó a Andrea Hurtado Medina, una cooperante y creyente, quien por más de 30 años se encargó de su custodia.Tras la ruptura del lugar como sitio religioso, quedó un vacío espiritual. Los feligreses habituales quedaron despojados de un lugar, que para ellos, ya era patrimonial. El parque dejó de ser el mismo, y según los pobladores: «desde ese día Manicaragua es un pueblo conjurado».

Aunque ya no se encontraba la imagen de Santa Bárbara en el lugar, desde esa época, los manicaragüenses continuaron llamándole, el parque La Santa Bárbara.





EL TIEMPO…

El tiempo ha dejado la huella. Hasta la fecha, frente al deterioro natural y pese a las indisciplinas sociales, el parque aún conserva tres bancos con las credenciales de sus patrocinadores, la base del pedestal que sostenía la imagen de la Santa Bárbara y la glorieta en su totalidad.

Banco actual del parque La Santa Bárbara con la inscripción de uno de sus patrocinadores. (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)
La imagen de la Santa Bárbara también perdura. Poco antes de que Andrea devolviera su custodia al pueblo en el año 2010, fue restaurada por artistas plásticos de la localidad, quienes le devolvieron su esplendor inicial.

Imagen actual de la Santa Bárbara tras su restauración (Foto:Gullen Abreu)
                                           
«Hoy, gracias al cuidado de mi abuela y el trabajo de restauración, la imagen de la Santa Bárbara se encuentra conservada y resguardada en la Galería de Arte Hurón Azul del municipio», afirma Mercedes Reyes Hurtado, quien rememora los años de dedicación y empeño de su abuela por conservar intacta la imagen, pues confiesa que: «siempre mantuvo la ilusión de que un día retornaría a su lugar».

Pedro Luis conserva la cruz.(Foto:Gullen Abreu)

«La cruz que se encontraba encima de la glorieta, la tengo en mi casa,… se quebró al ser tirada por unos compañeros que iban a colocar un cartel allí, pero actualmente se encuentra en perfecto estado de conservación
», comenta Pedro Luis Vázquez (Pulí), vecino del parque. 















ANHELOS...

Restaurar lo que antes fue y no es, sea patrimonial o no, contribuya a la espiritualidad o a la religiosidad general o no, quizás sea el mayor de los anhelos⁵.

Instituciones y organizaciones territoriales avalan la restauración del parque: Cultura, Servicios Comunales, Planificación física, los Comités de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas y hasta el Centro Provincial de Patrimonio en Villa Clara.

Encuesta: ¿Consideras importante la restauración del Parque la Santa Bárbara?

Estado actual de conservación del parque La Santa Bárbara (Foto: Rosendo Domínguez Jacomino)
El parque tiene derecho a renacer: primero como lo que fue, segundo como lugar de esparcimiento, también como elemento cultural e identitario del pueblo. Y por qué no, como sitio donde nuevamente encuentre su espacio, la espiritualidad y la religiosidad. 


Para Osleyda Cabrera Pérez, presidenta de la Comisión Municipal de Patrimonio, reanimar el parque no solo se limitará a devolverle su imagen inicial, sino que también permitirá revitalizar una de las más antiguas tradiciones del municipio, contribuirá a embellecer parte de nuestro centro histórico urbano y cobrará protagonismo ante las tradiciones inmateriales en la localidad. 

«El parque constituye parte importante de la identidad cultural local, que se ha mantenido en la memoria histórica de varias generaciones de manicaragüenses que consideran parte indisoluble del patrimonio inmaterial del municipio. Es un sitio que de ser restaurado, poseerá las condiciones para que se solicite, sea declarado monumento local», resaltó.


                    



Notas
* Este trabajo se fundamentó con la investigación: Mapa verde al rescate del Patrimonio Cultural Manicaraguense. Propuesta de intervención sociocultural del autor Gullen Abreu Hurtado.
1. Dueño de uno de los grandes comercios en Manicaragua y representante de un Patronato u Asociación de fieles a Santa Bárbara.
2. Comerciante oriundo de Cienfuegos.
3. Corresponsal que tributaba a los periódicos El Comercio de Cienfuegos y El villareño de Santa Clara.
4. Participó como ayudante de su padre en el trazado del lugar, allá por la década del 50.
5. Demostrado con la implementación en Manicaragua del Proyecto Internacional de Educación ambiental Mapa Verde, quien reconoció en el año 2009 al parque La Santa Bárbara como un sitio histórico arruinado que debía ser rescatado









No hay comentarios.:

Publicar un comentario